Hay que trabajar para vivir
Gilda escuchaba esta frase desde temprana edad: hay que trabajar para vivir.
Por aquel entonces decía: bah, no puede ser cierto
Con el paso de los años comprobó que cuando alguien añadía el: “eh, para vivir hay que traballar, non?” Y escuchaba que todos decían cierto. Entonces dijo: cierto? Pues morirme no quiero, no sé tendré que trabajar entonces
El caso es Gilda fue incorporada a la gran empresa familiar de fabricación de coches pero sin un contrato o con él dependiendo de las ganancias adquiridas.
Estuvo en esa empresa casi toda su vida y en su informe laboral oficial constan escasamente tres años.
Todos le dicen que nunca en su vida ha trabajado y que no sabe lo que es trabajar.
Y entonces yo me pregunto: si nunca ha trabajado y hay que trabajar para vivir… cómo es que aún sigue viva?
Recuerden: piensen bien lo que consideran y dan por cierto puede que lo sea pero cabe la posibilidad de que estemos dando una definición de trabajo basada en los cánones sociales y al que decimos nunca has trabajado haya trabajado más de lo que podía pero no de la manera que otros esperaban.
A %d blogueros les gusta esto: